Mi?rcoles, 21 de noviembre de 2007
El pasado d?a 8 de noviembre, el Tribunal Constitucional ha hecho p?blica la sentencia que anula tres art?culos de la Ley de Extranjer?a (8/2000), los cuales vulneraban los derechos fundamentales de las personas indocumentadas. En concreto el art?culo 9.3 conculcaba el derecho a la educaci?n no obligatoria, al exigir la condici?n de residente.

A los centros de educaci?n permanente nos llega un flujo diario de personas inmigrantes no residentes, con su pasaporte en la mano, demandando clases de espa?ol. En general, una poblaci?n joven con carencias socioecon?micas importantes y, en muchos casos, afectivas. Viven solos, lejos de su familia.

Hasta ahora, la respuesta de la administraci?n educativa era clara: la no admisi?n de este tipo de alumnado. La respuesta de los centros ha quedado a criterio del profesorado comprometido.

Hoy tenemos una Ley d?nde apoyar nuestra decisi?n de apostar por el derecho a la educaci?n de cualquier ser humano, independientemente de su situaci?n legal. Ahora s?lo falta esperar la respuesta de la administraci?n educativa con unas instrucciones claras al respecto, para estar amparados en nuestra labor diaria.

Imagen


Fuente de la noticia: Andaluc?a Acoge.
Procedencia de la imagen: FlickrCC.

-----

Tags: ley extranjería, derecho ecucación, indocumentados

Publicado por merchegm @ 12:29  | Interculturalidad
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por C.i.v.i.l.i.s
Mi?rcoles, 21 de noviembre de 2007 | 22:50
Hombre, si pretendemos que se integren... pues qu? menos que empezar por el idioma.

Supongo que al final es todo cosa del presupuesto.
Publicado por Invitado
Jueves, 22 de noviembre de 2007 | 0:22
Hay cuestiones que no merecer?an discusi?n ninguna. El derecho a la educaci?n de todos debiera ser una de ellas.

Lu
Publicado por merchegm
Jueves, 22 de noviembre de 2007 | 20:08
Yo siempre lo he tenido claro, el derecho a la educaci?n no es negociable, no cabe hacer distingos por edad o situaci?n legal. Y el aprender el idioma de la sociedad de acogida es de primer?sima necesidad para la integraci?n y normalizaci?n social.